La elegancia y firmeza de la mujer africana: Zandi Mqwathi

<< Regresar Fecha de Publicación: 21 de Febrero de 2014
Categoría: Líderes
Por Asbel Felipe Ospina M.
 
De acento británico y vestida al modo tradicional africano, con turbantes y coloridas telas que recuerdan no sólo un país, sino toda una cultura. Así es Zandi Mqwathi, la joven lideresa de las juventudes africanas.
 
Sencilla, alegre e imponente,  Zandi es una apasionada por el trabajo comunitario que se valió de sus propios recursos para participar en la Tercera Cumbre de Mandatarios Afrodescendientes, celebrada en Cali y Cartagena, Colombia, en septiembre último.
 
Su labor en Johannesburgo se enfoca en la educación de prisioneros y comunidades de jóvenes, así como en temas de interés para la sociedad sudafricana como el VIH y el maltrato contra la mujer.
 
Esta joven políglota, educadora, activista y madre, se define como una mujer creativa y enamorada de su vocación. En entrevista con la Revista Ébano Latinoamérica, cuenta su experiencia y formación como lideresa.
 
¿Cómo se inicia en su trabajo como líder comunitaria?
Por pasión. Comenzó como algo en lo que deseaba participar para ayudar a otras personas y luego se convirtió en una realidad de mi vida cotidiana. Realizar una labor de voluntariado en una organización o comunidad poco a poco te muestra una oportunidad de trabajo o te da un título, al menos así fue como me sucedió a mí. Lo importante es la pasión que siento por lo que hago.
 
¿Qué experiencias han sido decisivas en su formación como lideresa?
La primera fue un entrenamiento que hice en Soul City (Ciudad Espíritu) en formación básica sobre el VIH para los jóvenes de una comunidad llamada Soshanguve. Trabajé con un grupo de jóvenes, que me respetaban solamente porque yo estaba allí, con un plan para seguir y la intención de llevarlo a cabo. Muchos de ellos lo disfrutaron y terminaron enamorados del trabajo en procesos comunitarios.
La segunda experiencia es la invitación al evento Youth we can debate! (Juventud ¡podemos debatir!) en Oslo, Noruega. Fue una oportunidad que me permitió afirmar que era capaz de hablar  frente a otras personas sobre el VIH, en una sociedad desarrollada como la de Oslo. Sí, pienso que hubo obstáculos con el idioma y que hubo un poco de frialdad por parte de ellos, pero esta fue una oportunidad para afirmar mi confianza como lideresa juvenil y como una portavoz de mi comunidad.
 
¿Cuáles son sus motivaciones como líder de juventudes?
Me gusta ver cambios positivos en la vida de mis semejantes, en especial de los jóvenes, para que ellos puedan tomar decisiones en su vida con pleno conocimiento de sus consecuencias. Me gusta ver el crecimiento espiritual de las personas de mi entorno porque ese crecimiento luego se ve reflejado en mi propio crecimiento como individuo.
 
¿Cómo describe África y a su país?
Me gusta decir que África es como una mujer joven y hermosa, todo el mundo lo reconoce al verla, pero ella necesita comprender esto por sí misma. La verdadera África es una tierra de abundantes recursos minerales. A pesar de que sigue siendo hogar de muchas personas afectadas por la pobreza, eso no le quita su creatividad o belleza. En África tenemos que darnos cuenta de nuestro verdadero poder y hacernos cargo por completo del curso de nuestro futuro.
 
Sudáfrica, mi país, es un hermoso territorio. Se suele decir que es la nación arcoíris, por su diversidad. A menudo me siento agradecida de haber nacido en un tiempo tan privilegiado en el sur de África, donde el apartheid ya no gobierna. Sin embargo, a veces veo con tristeza que no estamos tomando completa responsabilidad  de nuestra libertad como pueblo. Problemáticas como el VIH / Sida, la pobreza y la corrupción todavía afectan gran parte de nuestro pueblo.
 
Los jóvenes tenemos que hacernos responsables de cambiar el curso de nuestra historia, tenemos que comprender que debemos y podemos cambiar todo esto. Por desgracia, algunos se han rendido y han perdido el coraje, incluso para colaborar de la más mínima manera. A pesar de todo esto, creo que es un hermoso país de grandes oportunidades y un ejemplo para el mundo; el heredero de Nelson Mandela, un hombre que a través de su humildad y su filosofía de la no violencia logró transformarlo.
 
¿Sobre qué temas le gusta escribir?
Escribo sobre cualquier cosa bajo el sol, más que todo sobre lo que observo a mi alrededor y sobre lo que deseo ver un cambio. Esta podría ser una ilusión, una experiencia o un sueño que quiero lograr. He escrito mucho en la prisión, donde trabajo entrenando a los reclusos para ser educadores de otros reclusos mediante el teatro. Allí he encontrado, entre los muros de las cárceles y los ofensores, un catalizador para mis escritos.
 
 ¿Cómo se describe?
Soy madre de un chico guapo e inteligente: Loyiso Jerome Mqwathi. Soy una mujer creativa, trabajadora, apasionada y elegante. Soy joven y dinámica, y estoy enamorada de mi vocación: empoderar a otros para cambiar sus propias vidas. Me encanta leer, escribir, coleccionar arte y el comercio de ropa vintage. También estoy loca por los elefantes, las mariposas, los viajes y el té chai .
 
¿Cuál es su mensaje para los jóvenes que también desean convertirse en líderes?
Creo que deberíamos colaborar con los jóvenes para saber cómo podemos empoderarlos para que sean ellos mismos quienes diseñen sus programas de liderazgo y pongan en práctica, en sus comunidades, lo que aprenden a traves de su formación. Los líderes deben seguir el ejemplo de aquellos que queremos ver un cambio.
 
¿En qué proyectos está involucrada en este momento?
Soy el contacto focal de África Meridional para la Red de Liderazgo Juvenil Panafricano, trabajo como facilitadora y coordinadora en Themba Interactive, soy narradora en el programa de radio A través de ojos positivos (Sudáfrica) y también trabajo como asesora de moda freelance.
 
¿Qué idiomas habla?
Hablo varias lenguas nativas o dialectos pertenecientes a poblaciones tribales de la región. Estos son: Zulu, Setswana, Tsonga, Sotho, Swati, Xhosa e Inglés.
 
¿Qué recuerdo tiene de su visita a Colombia?  
Fue una gran experiencia, me llamó la atención la calidez de su gente, su amabilidad y simpatía. Colombia me pareció un lugar paradisiaco, tanto Cali como Cartagena. Lo cierto es que me he enamorado de Colombia a primera vista. Es un lugar muy especial donde hay gente muy emprendedora.
 
¿Cuál es su palabra preferida?
Mi palabra preferida es Colour (color) porque significa muchas cosas para mi: diversidad, cambio, singularidad y belleza.

FACEBOOK
TWITTER